Forkeando un repositorio

El primer paso para colaborar con un proyecto en GitHub es hacer un fork. Un fork es una copia de un repositorio de GitHub independiente del repositorio original. Nosotros somos los dueños de ese fork, por lo que podemos hacer todos los cambios que queramos, aunque no tengamos permisos de escritura en el repositorio original.

Creando un fork desde GitHub

Crear un fork desde GitHub es muy sencillo. Ve a la página principal del repositorio del que quieras hacer un fork y pulsa el botón fork.

Una vez completado el fork, nos aparecerá en nuestra cuenta el repositorio "forkeado":

Clonando el repositorio en nuestro PC

Una vez creado, podemos hacer una copia del repositorio en nuestro PC para editarlo. Para ello, abrimos una terminal e introducimos los siguientes comandos:

$ git clone <url_del_repo>

En mi caso:

$ git clone git@github.com:David-Estevez/test-repository.git

(opcional) Añadiendo el repositorio original a los repositorios remotos

Un repositorio remoto (remote) es un repositorio online desde el que descargar nuestros cambios en el repositorio local. Al clonar un repositorio, se crea un remoto llamado origin, que corresponde a nuestro fork. Para poder disponer de los cambios que se hagan en el repositorio principal, podemos añadir un remoto upstream que apunte al repositorio original:

$ git remote add upstream <url_del_repo_original>

Una vez añadido, podemos bajar cambios del repositorio original con un pull:

$ git pull upstream <rama_a_descargar>

En mi caso:

$ git remote add upstream git@github.com:UC3Music/test-repository.git
$ git pull remote master

El resultado de ambos pasos debería ser el siguiente:

results matching ""

    No results matching ""